San Tirso de Abres

San Tirso de Abres

El río Eo es el elemento que define el municipio de San Tirso de Abres, el más occidental del Principado de Asturias, atravesándolo y proporcionándole amplias vegas fértiles adecuadas para la agricultura.

San Tirso presenta un clima bastante suave, debido a su proximidad al mar, con veranos no muy calurosos e inviernos templados.

La población del concejo se dedica fundamentalmente al sector agropecuario y a la selvicultura, centrada desde el último cuarto del siglo XX en el monocultivo del eucalipto. En los últimos años el turismo ha iniciado un progresivo ascenso, ligado a la pesca deportiva en el río Eo y al turismo rural, que ha resultado favorecido por la recuperación de la artesanía, las sendas y los elementos etnográficos.

Dentro del patrimonio artístico de San Tirso de Abres destacan por su interés arquitectónico algunas casonas pertenecientes a grandes familias como El Pacio, antigua residencia de los condes de Altamira, o la casona de Amaído, posesión de los Santiso.

La arquitectura tradicional presenta también interesantes ejemplos por todo el territorio, entre los que se pueden señalar las casas del escribano y Oliveros.

En la arquitectura religiosa resalta la capilla de San Juan, patrón de San Tirso, y la iglesia parroquial de San Salvador ambas en El Llano. En esta última, que se debe al patronazgo los condes de Altamira, se conservan algunas interesantes imágenes barrocas de los siglos XVII y XVIII.