El Edificio

Edificio Nuevo

Este edificio escolar fue financiado por la Sociedad Centro de Instrucción San Tirso de Abres, fundada a principios de 1913 por los emigrantes del concejo residentes en La Habana, siguiendo lo que se había convertido en norma habitual entre los asturianos en Cuba: crear una asociación que reuniese a todos los emigrantes oriundos de una misma zona. Estas agrupaciones tenían fines variados entre los que se encontraban la beneficencia, el recreo o, como es este caso, el fomento de la educación en sus localidades de origen.

Para su construcción la sociedad Centro de instrucción San Tirso de Abres, a través de su representante en el concejo, Don Pedro García López, adquirió un terreno en la calle de Regada en la capital del municipio. La asociación actuó con celeridad y poco tiempo después de su constitución se decidió iniciar las obras. El proyecto fue encargado al ingeniero zaragozano Ángel Arbex y de la ejecución material se ocupó el contratista Gregorio Altube. En mayo de 1915 se colocó la primera piedra y las obras se concluyeron en 1917, siendo su coste total de 17.000 pesetas.

Para la gestión y conservación de la escuela creó una delegación en San Tirso. Con el paso del tiempo los miembros de la asociación fueron regresando al concejo. Ante esta situación en el año 1921, y ateniéndose a lo dispuesto en el reglamento, se decidió refundar la sociedad en España con unos estatutos prácticamente idénticos.

En el año 1926, ante la imposibilidad de continuar haciéndose cargo del mantenimiento de la escuela, debido al impago de las cuotas por parte de los socios, los directivos de la Sociedad acordaron donarla al Ayuntamiento de San Tirso. Tras la aceptación por parte del Pleno Municipal la donación se materializó el 18 de octubre de 1926.